Transcripción literal

La transcripción literal es un servicio que ofrecemos a nuestros clientes para facilitar la escucha del material sonoro y acompañar al informe pericial cuando es solicitado.

La transcripción literal: Acústica forense.

La transcripción literal forma parte de un informe pericial donde se explican todas las casuísticas del audio y se verifica. Ese informe pericial valida la prueba de audio. El abogado, utiliza la transcripción para destacar las partes de la misma en las que el juez se tiene que centrar. Es una herramienta eficaz, rápida y práctica para los abogados.

¿Qué es la transcripción literal?

La transcripción literal es aquella en la que se respeta al hablante en todo momento, es decir, no se corrigen las frases o palabras. Esto quiere decir que se respetan los errores que pueda cometer el hablante, las muletillas, y los fonemas. El motivo, conseguir que el lector pueda entender el ritmo, tono de la conversación, estado anímico del hablante, y no convertirse en un texto plano. Estos detalles son importantes para “revivir” ese audio en las palabras.

En la transcipción literal es importante que el transcriptor no entre en las intenciones del interlocutor, simplemente refleje en letras y explicaciones lo que pasa en el audio, ser objetivo con el qué pasa, qué se dice, aislando el contenido de juicios personales. 

¿Cómo trabajamos la transcripción de un audio?

La transcripción literal es un trabajo artesano, que no lo realiza una máquina y se trabaja en tres niveles:

  • Una escucha entera del audio para familiarizarte con interlocutores. Aunque se pida una transcripción parcial, el transcriptor la escuchará entero. Tener la perspectiva adecuada de lo que ocurre la ayudará a ubicar a interlocutores, ruidos en escena que den información, y tono de la conversación.
  • Transcripción minutada. El segundo nivel es transcribir y minutar los sonidos, palabras, y letras. Se hace desde fonemas, golpes de voz, sin entrar para nada en contenido, juicios de valor o cualquier cuestión que pueda alterar la prueba.
  • Revisión. Una vez pasado unos días de esa transcripción minutada se hace la revisión final. Esta revisión tiene como objeto evitar que el cerebro haya interpretado palabras tras varias escuchas. En la transcripción minutada se hacen más de 8 escuchas, y a veces, el cerebro interpreta y deja de escuchar, por eso, se necesita un espacio que ayude a la objetividad del trabajo.

¿Qué requisitos requiere la transcripción?

La transcripción literal puede ser parcial o completa del audio. El cliente puede pedir la transcripción de las partes que considera interesantes, pero en estos casos la otra parte puede pedir un contra pericial para mostrar el audio entero y que no se descontextualice.

A la hora de realizar una transcripción literal para un informe pericial es importante realizar previamente la autenticación de la grabación, si no, puede ser que no sea una prueba válida en el juicio. Dependiendo de la calidad del audio, a veces es necesaria la restauración y limpieza del mismo. En este punto es importante entender que el juez puede solicitar escuchar la parte transcrita, y es imprescindible su legibilidad. En muchos casos para facilitar la transcripción es necesario una limpieza del audio, esto se realiza de manera interna a petición del transcriptor.

¿Qué idiomas se transcriben?

En Graudio contamos con un equipo de expertos y de diferentes idiomas para poder dar soluciones integrales a nuestros clientes.

Colaboramos con los líderes globales en tecnología de Audio Forense para garantizar a nuestros clientes la mejor respuesta en calidad y continua innovación.