Las grabaciones han jugado un papel determinante en el ‘caso De Miguel’, el mayor de corrupción en Euskadi, cuya sentencia se conocerá este martes. Entre los 26 acusados sobresalen tres exdirigentes del PNV de Álava que crearon a nombre de sus respectivas esposas una sociedad llamada Kataia Consulting, aparentemente ideada para canalizar comisiones ilegales. Son Alfredo de Miguel (Txitxo), ex ‘número dos’ de la formación y alto cargo de la Diputación hasta su detención; Aitor Telllería y Koldo Ochandiano.

La denunciante del caso, que acusaba a De Miguel y Tellería de querer cobrarle una mordida de 100.000 euros, acudió a la Fiscalía en diciembre de 2009 con 24 archivos dentro de una Olympus VN-5500. Ochandiano, por su parte, guardaba en su casa un cuaderno con anotaciones sobre movimientos económicos y dinero negro.
La calidad del sonido es mala –ella alegó que grababa como podía, incluso metiendo la máquina dentro de la media–, pero los archivos dejan entrever algunas claves. “De un sitio u otro, pues tenemos que sacar lo que nos corresponda. Es así, porque si no lo tenemos jodido”, manifiesta en uno de los audios Tellería.